SCIP

XENOGLOSIA

La Xenoglosia, (del griego xenos: “extranjero” y glossis:“lenguas”), es un término que acuñó en el siglo XX el fisiólogo francés  Charles Richet ( fue premio Nobel de medicina de 1913). Define aquellos episodios donde una persona entra o sale de un trance adquiriendo la facultad de hablar en una lengua extranjera, con la que de manera consciente no está familiarizada, y sin que el individuo tenga un conocimiento amplio del idioma o no lo haya estudiado nunca.

La Xenoglosia implica también la expresión escrita del idioma extranjero por parte del individuo, por lo que lleva implícito tanto el uso oral, la escritura y la lectura de la lengua desconocida.

Puede ser una Xenoglosia recitativa, la cual el individuo emite palabras en lengua extranjera pero no conoce su significado, ni es capaz de conversar en este idioma, o bien puede ser una Xenoglosia consciente, en la que el sujeto comprende en su totalidad lo que dice, y  la persona puede llevar a cabo una conversación en un idioma nunca antes aprendido o conocido.

La Xenoglosia se ha asociado  tradicionalmente con la personalidad múltiple, el delirio, el sueño, la regresión a vidas pasadas, la telepatía con otra persona viva distante, y la mediumnidad (contacto telepático con personas muertas).

En 1791, Eberhard Gmelin (1751-1809) publicó el primer caso de personalidad múltiple: una paciente alemana que podía hablar a la perfección el idioma francés sin haber tenido contacto con esta lengua. Aparentemente no existía manera de que hubiese aprendido francés. Gmelin buscó las causas naturales del fenómeno, desarrollando la primera descripción científica de este síntoma en una paciente con personalidad múltiple.

En 1895, Sigmund Freud y Josef Breuer publicaron el caso de su paciente Anna O., que olvidaba su lenguaje nativo ( el alemán) y hablaba inglés o francés, no teniendo apenas conocimiento de estos idiomas.

En 1899, T. Flournoy publica “Desde la India al planeta Marte” informando de un caso de personalidad múltiple donde su paciente Helen hablaba francés, hindú y un supuesto «idioma marciano».

En 1920, una mujer estadounidense de San Louis, llamada Pearl Curran (1883-1937), que era casi analfabeta dictó (canalizando supuestamente al espíritu de una mujer inglesa fallecida llamada Patience Worth) una novela llamada ¨Telka¨, escrita en en un sorprendentemente preciso inglés de la Edad Media. Bajo la guía de una entidad espiritual ella produjo 70 novelas, obras de teatro y poemas, incluyendo un poema épico de 60,000 palabras.

En 1930, Giovanni Enrico Morselli publicó el caso de la italiana Elena F., víctima de abuso sexual incestuoso, que padecía de personalidad múltiple y podía hablar francés.

En septiembre de 2007, el corredor de carreras proveniente de Pilsen (República Checa), Matěj Kus, después de un choque automovilístico se levantó y comenzó hablar en inglés.  El joven corredor de autos apenas podía pronunciar algunas palabras en Inglés previamente al accidente. Esta Xenoglosia le duró muy poco tiempo, y  posteriormente tampoco recordó este episodio.

Sin embargo, las personas que habían en el lugar del accidente donde fue golpeado hasta quedar inconsciente, se sorprendieron de que Kus de repente pudo hablar un claro y perfecto Inglés con acento británico.

En el Libro de los Hechos de los Apóstoles (perteneciente al Nuevo Testamento de la Biblia cristiana), se cuenta que en la fecha de Pentecostés (‘cincuenta días’ después de Resurrección de Cristo) los doce discípulos principales de Jesús experimentaron la llegada del Espíritu Santo, quien se les apareció en forma de «lenguas de fuego» sobre la cabeza de cada uno, y entonces pudieron hablar en distintos idiomas.

No se sabe a ciencia cierta cuántos idiomas hablaron los doce apóstoles, pero la Biblia documenta que los judíos en la diáspora hablaban 17 idiomas diferentes.

Algunos escritores sostienen que la Xenoglosia está relacionada con regresiones hacia vidas pasadas. En estas ocurren memorias de «reencarnaciones» pasadas, así como la adquisición de habilidades aparentemente nunca poseídas por los individuos.

La Xenoglosia ha sido usada para apoyar la idea de la reencarnación, basándose en la idea de que ésta es la única forma de mantener el conocimiento de un idioma antes de nacer. Las investigaciones científicas sobre la Xenoglosia son bastante escasas. Una de ellas fue la del Psiquiatra y catedrático Ian Stevenson. El Dr. Ian Stevenson, uno de los más respetados científicos de los Estados Unidos, ex jefe del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Virginia y autor de ¨Unlearned language: new studies in Xenoglossy(“El idioma no aprendido: Nuevos estudios en Xenoglosia)¨, realizó investigaciones especializadas sobre Xenoglosia.

Para el Dr Stevenson algunos de los casos que se consideran auténticos e importantes son los siguientes:

-Swarn Lata Mishra (en ¨Veinte casos que hacen pensar en la reencarnación¨): Una niña hindú que a la edad de entre 4 y 5 años era capaz de cantar canciones en bengalí, e interpretar artísticamente en danza las canciones, a pesar de que ella nunca había sido expuesta a esta cultura. Mishra decía que en su vida anterior había sido una mujer bengalí y que había aprendido a bailar enseñada por una amiga. Fue descubierta en 1953 por el catedrático P. Pal de la universidad de Itachuna en Bengal Oeste, y posteriormente en 1961 el Dr Stevenson siguió estudiando su caso y tradujo algunas de las canciones. Este es posiblemente el mejor caso de xenoglosia recitativa.

-Uttara Huddar (en ¨Unlearned language: new studies in xenoglossy¨): Uttara era una mujer hindú quien a la edad de 32 años comenzó a hablar en el dialecto maratí, después de estar en coma durante una hospitalización. Se trataba de un caso de regresión a la personalidad de una ama de casa de Bengala Occidental de principios de 1800. Stevenson investigó este caso y fue reportado en la edición de julio de 1980 del Journal of the American Society for Psychical Research.

-T. E. / Jensen Jacoby: descrito por Stevenson en el libro ¨Xenoglosia: examen e informe de un caso¨. La paciente «T. E.» (pidió que no revelara su identidad) era un ama de casa estadounidense de Pennsylvania, de 37 años. Stevenson la estudió durante másde ocho años, entre 1958 y 1959. Ella, mientras estaba bajo un tratamiento de hipnosis realizado por su marido, se describía como una campesina sueca de 17 años del siglo XVII, llamada Jensen Jacoby, que era capaz de conversar en sueco, un idioma que ella no hablaba ni comprendía en estado de conciencia normal. Jacoby, como la llamaban, era capaz de dialogar con personas que hablaban sueco por el tiempo que quisieran; aparentemente nadie tenía conocimiento de que T. E. hubiese aprendido este idioma alguna vez. Se le enseñaron diversos objetos de la época y todos los identificaba por nombre. Las hipótesis de Stevenson fueron que T. E. padecía criptoamnesia, o que ella estaba poseída por el espíritu de la fallecida sueca Jensen Jacoby o que T. E. había sidoJensen Jacoby en una vida pasada. Los estudios incluyeron lingüistas y otros expertos y científicos quienes meticulosamente investigaron cada posible explicación alternativa. El fraude fue descartado por un número de razones sustantivas que Stevenson explicaen su estudio. Esta mujer y su marido médico fueron exhaustivamente investigados. Estuvieron bajo extremo y continuo escrutinio, aceptando la publicación del estudio sólo si sus nombres eran cambiados para proteger su privacidad. Ambos, eran considerados por su comunidad local como personas decentes y honestas y de comportamientos ejemplares.

-Gretcher: caso descrito en el libro ¨El idioma no aprendido: nuevos estudios de Xenoglosia¨.  Era una mujer estadounidense que fue hipnotizada por su marido, un pastor metodista, y empezó a hablar espontáneamente en alemán. Ella describió la vida de una adolescente en Alemania, y Stevenson, que podía hablar en alemán, fue capaz de conversar con ella.

La Xenoglosia es desde luego de los fenómenos psíquicos más asombrosos. Después de todas las posibles explicaciones, tales como fraude, memoria genética, telepatía y criptonesia (recordar un idioma extranjero aprendido antes), la Xenoglosia se considera más probablemente secundaria a memorias de un idioma aprendido en una vida pasada, o de comunicación con una entidad desencarnada.

Existen muchos casos registrados de adultos y niños hablando y escribiendo en idiomas que nunca han aprendido. Algunas veces ocurre espontáneamente pero con más frecuencia ocurre cuando las personas están bajo hipnosis, o en un estado alterado de conciencia. En algunos casos sólo se recuerdan unas pocas palabras pero en otros casos la persona se hace totalmente fluente y capaz de conversar con interlocutores nativos en oscuros dialectos que no han sido usados desde hace siglos. En algunos casos los sujetos bajo trance se han comunicado en idiomas que ya no están en uso, o que son conocidos sólo por unos pocos expertos.

-El Dr Morris Netherton reporta un caso de un niño de 11 años, rubio y de ojos azules, de quien bajo hipnosis fue posible grabar su voz durante once minutos mientras hablaba un antiguo dialecto chino. Cuando la grabación fue llevada a un profesor del Departamento de Estudios Orientales de la Universidad de California resultó ser una recitación proveniente de una religión prohibida en la Antigua China.

-El médium americano George Valentine, bajo trance, condujo sesiones en ruso, alemán, español y galés.

-El médium brasileño Mirabelli habló y escribió largos documentos técnicos en más de treinta idiomas, incluyendo sirio y japonés, en presencia de científicos y multitudes de hasta 5,000 personas.

-En 1977, los doctores de una penitenciaría estatal en Ohio, USA, descubrieron que un preso llamado Billy Mulligan había sido poseído por dos personalidades, ambas de las cuales se comunicaban en diferentes idiomas. Uno identificado como Abdul, que hablaba perfectamente el árabe; y el otro, llamado Rügen, que se comunicaba en perfecto serbo-croata, con un fuerte acento eslavo. Mulligan nunca había salido de los Estados Unidos, en donde nació y creció hasta la edad adulta.

-El biólogo Lyall Watson describe el caso de un niño de 10 años, Indio Igarot, que vivía en el remoto Valle Cagayon en las Filipinas. El niño nunca había tenido contacto con ningún idioma o cultura otra que la suya propia. Sin embargo, bajo condiciones de trance, el niño se comunicaba libremente en zulú, un idioma que el nunca había escuchado. Watson sólo lo reconoció porque él había pasado su primeros años de vida en África.

-Peter Ramster, un psicoterapeuta australiano, ha documentado varios casos que han sido completamente investigados. En su libro, ¨The Search for Lives Past¨ (La Búsqueda de Vidas Pasadas), cita el caso de Cynthia Henderson cuyo único contacto con el idioma francés había sido unos pocos meses de instrucción básica en el séptimo año de la escuela secundaria. Sin embargo, bajo hipnosis ella era capaz de llevar a cabo una larga y detallada conversación en francés con un interlocutor nativo, quien comentó que ella hablaba sin rastro de acento inglés al estilo del siglo XVIII.

-El Dr. Joel Whitton cita el caso de Harold Jaworski quien, bajo hipnosis, escribió 22 palabras y frases que él ‘escuchó’ que él mismo hablaba durante su vida pasada como vikingo. Trabajando independientemente, los lingüistas identificaron y tradujeron 10 de estas palabras como antiguo noruego, y varias de las otras como ruso, serbio o eslavo. Todas las palabras fueron asociadas con el mar.

-En 1931, un niño Inglés de Blackpool llamado Rosemary, cuando se encontraba en un estado de trance, se convertía en Telika-Ventiu. Quien decia ser del 1400 d.C., hablaba y escribía en un antiguo dialecto egipcio que sólo unos pocos especialistas en el mundo podían reconocer o comprender. Este caso consta en los archivos de la Sociedad para la Investigación Psíquica. Frente al egiptólogo Howard Hume, ella escribió 66 frases precisas en el lenguaje perdido de los jeroglíficos y habló en una lengua que no se había escuchado fuera de los círculos academicos desde hacia miles de años.

-En 2010, el diario croata Slobodna Dalmacija sorprendía con una noticia que dejó estupefactos a los lectores, proveniente de un hospital de Split (Croacia). La noticia revelaba que una niña croata de 13 años había sufrido un coma por una extraordinaria subida de la temperatura corporal. La joven despertó tras 24 horas en estado de coma, pero los médicos del hospital de Split se quedaron estupefactos: la niña croata comenzó a hablar en un alemán nativo.   Los médicos preguntaron a sus padres, que dijeron que su hija solo llevaba estudiando alemán dos años y que no dominaba para nada ese idioma extranjero.  Lo curioso es que la joven sí que entendía el croata, pero contestaba siempre en un perfecto alemán.  El director del hospital, el doctor Dujomir Marasovic, contó en una entrevista al Daily Mail sobre este supuesto caso de Xenoglosia que ¨el cerebro puede reaccionar de una forma diferente tras pasar por un estado de coma, pero prefiere reservar sus teorías¨.

Se sabe muy poco de la Xenoglosia. Es un fenómeno real, ya que los casos ocurridos a lo largo de la Historia así lo demuestran. El enigma radica en su naturaleza, si es algo humano de naturaleza cerebral o es algo externo vinculado a un plano superior de consciencia. Existen literalmente miles de casos de Xenoglosia, cientos de los cuales han sido documentados. Ellos incluyen lenguajes modernos y antiguos de todas partes del mundo. Los investigadores psíquicos, tales como el Dr. Ian Stevenson, han usado métodos científicos para estudiar la Xenoglosia y afirmó que hay sólo dos explicaciones posibles:

-contacto con un espíritu en un estado hipnótico o después de un trauma, donde la personalidad de una encarnación anterior llega a la persona y este demuestra el conocimiento que él o ella no pudo haber conocido en esta vida

-o bien que sea causa de recuerdos de vidas pasadas.

En ambos casos serían fenómenos que evidenciarían la existencia de la vida después de la muerte.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.