MORIR PARA SENTIRSE VIVO

Victor Zammit es un abogado e Investigador de  Australia quien ha dedicado gran parte de su vida al estudio de la «vida después de la muerte» o «postvida”, es decir, de la supervivencia de la consciencia después de la muerte física.

También ha escrito un magnifico  libro donde recopila la investigación que diversos científicos han realizado sobre ese asunto.

EL CASO DE VIDA DESPUÉS DE LA MUERTE POR VICTOR ZAMMIT

Victor Zammit presenta en El Caso de Vida Después de la muerte pruebas que según él, un reconocido abogado australiano, ganarían jurídicamente el caso de si hay o no vida después de la muerte.

A tal punto está seguro de esto Victor Zammit, que desde el año 2000, ofrece un reto (ante notario), «UN MILLON DE DOLARES»  con el premio de nada menos que un millón de dólares para cualquiera que presente una sola prueba que demuestre que no existe vida después de la muerte.

Él por su parte presenta numerosas pruebas en su libro de que si existe vida después de la muerte. Han pasado 19 años y nadie ha superado el reto, porque no se puede probar que no existe lo que es una realidad patente y numerosas veces demostrada.

 

El Caso de Vida Después de la muerte presenta pruebas muy convincentes que constituyen una prueba de la existencia del más allá. Muestra que, después de investigar la evidencia, algunos de los hombres y mujeres más brillantes, científicos y otros, llegaron a la conclusión de que todos sobrevivimos a la muerte.

Los médiums y psíquicos estudiados por los científicos fueron, por supuesto, excepcionales. Eran lo mejor de lo mejor. Hay que ser conscientes de que no todos los psíquicos y médiums se desarrollan en este grado y los experimentadores han debido ser muy cuidadosos al elegir a los médiums.

En los últimos diez años, más de un millón de personas de todo el mundo han accedido gratuitamente a este libro en la web de Victor Zammit. Voluntarios entusiastas del libro lo tradujeron al español, italiano, portugués, ruso, holandés, alemán, francés y ruso. Continuamente Victor Zammit recibe numerosos correos electrónicos de personas que dicen que el material de este libro ha cambiado sus vidas.